Ortodoncia

Hábitos causantes de malformaciones maxilo-dentarias

Muchas de las causas que originan maloclusiones y malposiciones dentarias obedecen a hábitos que tratados a tiempo evitan problemas mayores en el futuro.

Ésta es una forma de prevención en Ortodoncia.

La forma de los arcos dentarios y su normal desarrollo dependen del equilibrio de las fuerzas de los labios, lengua y carrillos (mejillas). Por lo tanto, cualquier alteración en estas fuerzas podrá ser el origen de una maloclusión. Algunos de estos hábitos causantes de malformaciones maxilo-dentarias son:

  • Succión de uno o más dedos
  • Respiración bucal
  • Deglución atípica
  • Malposición lingual en reposo
  • Uso prolongado del chupete y/o mamadera, etc.

La deglución Infantil

El bebé coloca la lengua entre las encías, quedando el pezón o la tetina entre la encía superior y la legua, mientras que los labios y mejillas se contraen formando un sellado. De esta forma se crea presión negativa y el bebé puede tragar. Ésta es la deglución infantil.

A partir de la erupción de los molares temporarios (aprox. a los 18 meses) y hasta la completa erupción de las piezas temporarias comienzan los primeros movimientos masticatorios. La lengua ya no deberá estar entre las encías, sino que la punta “toca” la parte anterior del paladar, detrás de los incisivos superiores. Este patrón alrededor de los 3 años ya alcanza relativa madurez. Ésta es la deglución madura.

Si hubiera persistencia del patrón de deglución infantil mas allá de los 4 años de edad, estaríamos hablando de deglución atípica y éste es un factor que puede alterar el crecimiento óseo-facial trayendo como consecuencia una maloclusión que podría ser evitada.